Make your own free website on Tripod.com

Afilando a los Forjadores

El Gobierno Apostólico anulará al gobierno de satanás

Home | Estudios Rhemas | Congresos | Map | Escribenos

EL GOBIERNO APOSTÓLICO
ANULARÁ AL GOBIERNO DE SATANÁS

Por el Apóstol Rony Chaves

 

Efesios 4:11,12
“Y El mismo constituyó a unos apóstoles. A otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del
ministerio,...”   

El gobierno satánico sobre los pueblos se basa en principios babilónicos.  Es un gobierno anti-Dios de oposición a la Palabra del Señor y a los diseños divinos.  Es un gobierno cuya plataforma es la rebelión, el control y la idolatría ocultista. La estructura babilónica de gobierno satánico es ilegal y usurpa derechos de los pueblos por medio del pecado.  En la medida en que se debilita la Estructura Apostólica en una nación (en la Iglesia), el gobierno de las tinieblas se fortalece.

Cuando la Iglesia pierde la Autoridad Apostólica  se hace vulnerable al ataque de Satanás.

Por eso es que la Estructura Apostólica debe ser levantada en las naciones para que a través de la misma, los pastores y líderes sean enseñados a orar como conviene para atar a los poderes demoníacos. La estructura falsa y usurpadora de Satán caerá al levantarse el orden apostólico.  Apóstoles deben ir a las naciones para hacer discípulos, luego los profetas y después los maestros para enseñar y equipar a los intercesores.

Las  estructuras religiosas impiden que surja el modelo divino (apostólico). Por eso es que lo profético de Dios es la respuesta de Dios en el Nuevo Milenio, es la respuesta divina para traer un cambio en el orden y gobierno de la Iglesia.

Lo profético y lo apostólico es la respuesta del Señor a los profetas e intercesores que ha comenzado  a incomodar al diablo, a los sistemas religiosos y a las estructuras de control de autoridad (aún las evangélicas).

La Estructura Apostólica que el Espíritu Santo restaura en el Cuerpo de Cristo ha incomodado ya a la estructura pastoral y denominacional de muchos lugares, lamentablemente.  En este proceso de Reforma Eclesiástica, tenemos que tener paciencia, pues al final  del mismo, muchos habrán permitido al Espíritu Santo, hacer el cambio. Aleluya.

Es necesario establecer el orden apostólico para desplazar y anular el gobierno de Satán.

APÓSTOLES OTRA VEZ....

El apóstol es uno de los Dones de la Ascensión (Efesios 4:11). El ejercicio de su ministerio es importante en la Iglesia para ejecutar la Palabra de Dios y remover el gobierno de las tinieblas.

Los apóstoles volverán otra vez a fluir en la iglesia; el Espíritu Santo prepara la “Ola Apostólica” más gigantesca que jamás hayamos visto.  En esa ola mundial, una de las más relevantes cosas que serán desatadas es, el surgimiento de multitud de apóstoles. Aleluya, lo Apostólico está viniendo y lo mejor está por llegar.  Amén.

Dios está estableciendo Su Gobierno y su orden apostólico.  Para ello, los apóstoles son imprescindibles.  Su unción es muy particular y es necesaria:

1-                 El apóstol y su unción traen revelación a la Iglesia (como en los días primeros).

2-                 Los apóstoles son reformadores, ellos traerán La Reforma Apostólica del Nuevo Milenio.

3-                 Apóstoles desatan sobre la Iglesia audacia, fe y visión.

4-                 Apóstoles son reparadores de “la brecha”.  Su unción tapará literalmente los “huecos” que hay en el Cuerpo de Cristo, a través de los cuales Satanás se ha colado haciéndonos daño.

5-                 Apóstoles son “reconstructores”.

6-                 Babilonia, que representa a los “falsos sistemas religiosos de los hombres”, odia a los apóstoles y los persigue a muerte.  Apóstoles son enemigos de Babilonia y su mensaje perturba y confronta la religiosidad de la Iglesia.

7-                 El apóstol y su unción acercan el juicio y la justicia de Dios a la Iglesia y las naciones.  Como verdaderos jueces de Dios, son levantados para traer y establecer “sentencias” y  “veredictos” del Todopoderoso sobre Satán y sus huestes.  Ellos traen liberación espiritual al pueblo de Dios.

8-                 La unción apostólica juzga la brujería.

9-                 El Apóstol es un pionero espiritual.  Como tal trae visión a la Iglesia.  Es un ministerio motivador, es un “precursor espiritual”.

Con su unción es capaz de penetrar nuevas áreas y regiones y hacer clara la senda para que otros continúen.  El es, literalmente “un guía”.

10-             Apóstoles son “Arquitectos espirituales” (peritos constructores).  Son ungidos para “supervisar” la construcción de Dios.  A ellos les concierne diseñar, estructurar y formar en la Iglesia; y si una “Reforma del Espíritu” llega, les toca entonces, rediseñar y reestructurar la Iglesia.  Amén.

11-             Apóstoles  son fundamentadores.  Ellos ponen el fundamento principal en la Casa de Dios junto a los profetas del Altísimo.

12-             Apóstoles son sembradores de Iglesia nuevas.

13-             Apóstoles establecen fronteras.  Definen con su unción y visión hasta donde penetrará la Iglesia  en su alcance y evangelización.

14-             Apóstoles son perseguidos y rechazados.  Ellos conocen la Gracia de Dios.  Son compasivos.

15-             Apóstoles ponen orden.  El diablo usa una atmósfera de desorden y confusión dentro de la Iglesia (envidia, celos, peleas, etc.). Uno de los propósitos del ministerio apostólico es ordenar, corregir, disciplinar y establecer el respeto a la autoridad espiritual. Ellos son “padres” en la Casa de Dios. Afirman la autoestima, la identidad y la seguridad personal de los hijos ministeriales.

16-             Apóstoles tienen diversas medidas de unción y brindan cobertura a ministros e iglesias.  Ellos son padres y traen “La Paternidad de Dios a la Iglesia”, Su protección.

17-             La unción apostólica confirma, establece y fortalece.  Su unción bendice a los ministros de Dios y las iglesias del Señor.

18-             Apóstoles establecen doctrina.

19-             El apóstol y su unción traen de Dios la impartición de dones, unción y ministerio.

20-             La unción del  apóstol trae señales y maravillas, necesarias para impactar a los pueblos.

21-             Apóstoles llevan al pueblo de Dios a la Guerra, conocen estrategias y armas de guerra espiritual.

22-             Apóstoles ministran a la Iglesia “La llenura del Espíritu Santo”.

23-             Apóstoles ministran la unción para la oración y el ministerio de la Palabra.

24-             Apóstoles son pacientes y resistentes.  Ellos llevan a la Iglesia a la obediencia al Señor.  Apóstoles son padres espirituales que bendicen la Obra del Señor Amén.

 

PROFETAS EN ACCIÓN

Lo “Apostólico” es  importante para ordenar la Iglesia. Lo “Profético” es importante para el fluir del Espíritu en la Iglesia. Aleluya.

Lo “Profético” de Dios nos ayuda para saber lo que debemos hacer para mantenernos en el fluir del Espíritu.

Con claridad podemos ver que el Gobierno de la Iglesia está entrando en el “Orden Divino” (Apóstoles y Profetas son el fundamento).

Las fortalezas satánicas van a caer cuando el liderazgo cristiano tome la dirección correcta.  La iglesia  debe realinearse y reordenarse apostólicamente.

El Cuerpo de Cristo debe volver a caminar por la senda trazada por La Palabra. I Corintios 12:28 dice que: “a unos puso Dios en la Iglesia, primeramente apóstoles, segundo, los profetas, tercero, los maestros, después...” El orden divino debe levantarse de nuevo, sólo así veremos el cambio y los milagros en la Iglesia (Evangelismo poderoso será desatado).

Hoy en día, con los avances en la intercesión estratégica, los guerreros de oración están en contacto íntimo con Dios, ahora, debemos unirlos al gobierno correcto (Apóstoles-Profetas) para llevarlo nación por nación.  El establecimiento de esta verdad del Reino de Dios, hará que se venga abajo el gobierno babilónico. Amén.

Profetas y apóstoles deben trabajar juntos. La operación “Dominio de la Reina”, tiene que ver con eso y persigue precisamente eso.

En el ámbito espiritual, nosotros debemos  conocer el verdadero Gobierno de Dios para  remover el gobierno territorial maligno establecido.

Los apóstoles son esenciales en esta lucha, pero sus características y unción son diferentes a la de los profetas. Estos últimos también son necesarios en la “Batalla Territorial”:

1-                 Los profetas inician el modelo divino porque oyen La Palabra y la proclaman.  Los apóstoles son los que la ejecutan. Aleluya.

2-                 El profeta y su unción desatan el espíritu de la Profecía y activan el don de Profecía y el oficio de otros profetas.

3-                 El profeta tiene una autoridad especial para “derribar” reinos demoníacos.

4-                 El profeta está ungido para “desarraigar” líderes y sistemas religiosos y sus espíritus.

5-                 El profeta  es ungido para “destruir” las obras del maligno.

6-                 La unción de los profetas destruye lo carnal, lo pecaminoso y lo demoníaco en la Iglesia, estableciendo la santificación y la pureza en la Casa del Señor.

7-                 La unción y ministerio del profeta construye o edifica el Cuerpo de Cristo.

8-                 La unción y ministerio del profeta, es para plantar en la Casa de Dios a los hijos del Señor.  Esta unción los hará florecer. Amén.

9-                 La unción de los profetas trae revelación de la Palabra y los propósitos de Dios.

10-             La unción de los profetas afirma la identidad de la Iglesia.

11-             La unción profética y los dones proféticos son impartidos al Cuerpo de Cristo por la vía de la Impartición de los Profetas.

12-             La unción profética y los profetas desatan en la Iglesia “la convicción de la confirmación” de lo anunciado antes por el Espíritu.

13-             El profeta desata una unción mayor de alabanza y adoración en la Iglesia.

14-             El ministerio de los profetas activa los dones de milagros y fe.

15-             El ministerio del profeta consuela, exhorta y edifica a la Iglesia.

16-             La unción profética, libera dones ministeriales.

17-             La unción profética, destruye la oposición satánica.

18-             La unción profética, destruye el poder de los falsos profetas y al espíritu de mentira.

19-             La prosperidad en el pueblo de Dios es desatada a través de los profetas de Dios.

20-             La unción profética trae fortaleza.

21-             La unción profética, trae restauración  del trigo (La Palabra), del vino (gozo del Espíritu) y del aceite (la unción y el poder).

22-             La unción de los profetas y sus ministerios destruye los montes o reinos satánicos (estructuras).

23-             La unción de los  profetas, desata el espíritu de conquista y victoria en la Iglesia.

24-             El profeta y su unción libera en el cuerpo de Cristo, la unción de la guerra espiritual estratégica contra Satanás ¡Alabado sea el Señor...!

Cuando la Iglesia establece el modelo de gobierno bíblico apostólico (Apóstoles y Profetas) lo satánico cae.

 

Esta series de estudios continuará, guárdalos porque yo te profetizo que Dios te usará para enseñar estas verdades muy pronto.